Como me veo

1.1- CÓMO ME VEO

Soy el espejo y el rostro que aparece en él; el mío y el tuyo a la vez, porque todo está conectado en un nivel de realidad superior, porque el hecho de estar leyendo estas páginas evidencia un nexo entre nosotros. Me queda la duda de si lo que veo es realidad o espejismo. De ahí la idea del tachado junto a la necesidad de contrastar con otras miradas. “Se trataría, Escribe E. Morin (2016, 36) de verse uno mismo como objeto sabiéndose al mismo tiempo sujeto; es decir, descubrirse, examinarse, criticarse a uno mismo. Comprenderse es necesario para comprender a los demás. Es algo vital, pero actualmente no se enseña”. De hecho se trata de una estrategia creativa utilizada numerosas veces en clase. Alguien podría interpretar que la autodescripción positiva es pretenciosa y una manera de alimentar la vanidad y el “ego”. Nada más lejos de mi intención. Por eso recurro a los emoticones que resultan más divertidos, abiertos, sugerentes y creativos. Cada uno otorgará el significado que crea conveniente.


Mirándome en el espejo del Ser interior, veo una persona tímida y sencilla que pretende pasar desapercibida, que no busca el protagonismo. Inclinada a reconocer a los demás más que a ser reconocida. Una persona que se encuentra mejor en el silencio de un escritorio que en reuniones sociales, en una biblioteca antes que en un bar, con un grupo de amigos mejor que entre desconocidos, paseando junto al mar al amanecer o contemplando un atardecer siempre que ello sea posible. Raramente se la ve en bares y restaurantes, en los comercios, en manifestaciones, en mítines, en grandes espectáculos; pero sí en salas de cine, en conferencias o paseando. Veo a una persona activa, coherente, honrada, trabajadora, constante, responsable, comprometida, respetuosa y colaborativa, que ayuda generosamente y trata de ver el lado positivo de los acontecimientos, incluso en los más adversos. Una persona en quien confiar. Castellano de palabra. Optimista y positivo por naturaleza, ve las adversidades y los problemas como oportunidades para aprender, crecer y mejorar. Intenta hacer confluir el pensar con el sentir, actuar y trascender; esto es, llevar a la práctica de la vida el concepto que el mismo creó de sentipensar.

Pero no todo es brillo en ese espejo. También tiene alguna mancha y a veces se empaña. Es exigente consigo misma y con los otros, no controla el tiempo, pues pretende hacer muchas cosas a la vez, poco afectiva con los próximos, se apasiona por lo que le interesa, escasamente sociable, disfruta en exceso de su trabajo, no acaba de aprender la diferencia entre lo urgente y lo importante. El carácter hiperactivo es algo que le viene de infancia y ha trasmitido a hijos y nietos. El lado bueno es que antepone el amor al odio, el perdón al resentimiento, la paz a la enemistad y valora la bondad como una cualidad esencial en todo ser humano. Su aspiración es crecer interiormente, espiritualmente, y cumplir con las misiones que tiene en este mundo. ¿Quién soy? se pregunta. A partir del verbo SER construimos nuestro sistema de creencias, de valores, y conformamos la personalidad.

Compartelo con tus amigos en las redes sociales.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn